¡Atroz! Lo que tienen que hacer los habitantes de Faluya para no morir de hambre

A- A A+
junio 08
/ 2016

Muchas de las personas atrapadas en la ciudad iraquí de Faluya, que todavía se encuentran en manos del Estado Islámico, han tenido que enrolarse en las filas del grupo terrorista para evitar morir de hambre, ya que los suministros de alimentos están bajo control de los yihadistas, informa Reuters.

Cientos de personas han logrado escapar de Faluya, la segunda ciudad de importancia sede del EI en Irak, después de Mosul, cuando la semana pasada el Ejército y tropas leales al Gobierno iraquí empezaron la ofensiva contra la organización islamista que controla esa localidad desde hace dos años.

Cuando los residentes de esa ciudad se quedaban sin provisiones, los yihadistas iban de puerta en puerta ofreciendo alimentos para las familias de quienes decidieran unirse al EI. Los residentes no podían permitirse el lujo de comprar alimentos al grupo terrorista, debido a que el Gobierno iraquí dejó de pagar salarios y pensiones después de que los extremistas capturaran la ciudad para evitar contribuir a la financiación de los terroristas.

“Nos quedamos sin nada”

“La vida era difícil, muy difícil, especialmente cuando dejamos de recibir los salarios y las pensiones de jubilación”, relató Azhar Nazar Hadi, de 45 años, cuya familia fue obligada por los radicales a desplazarse a Faluya desde una aldea cercana.

“Los últimos siete meses nos quedamos sin nada. La harina, arroz y aceite de cocina ya no estaban disponibles a precios asequibles”, agregó.

Las fuerzas gubernamentales, apoyadas por milicias aliadas, lograron ingresar en Faluya, pero encontraron una encarnizada resistencia de los islamistas.

Según varias fuentes, en la ciudad han quedado atrapados cerca de 50.000 habitantes, varios de los cuales se han convertido en rehenes de los yihadistas.

ART