Saltar al contenido

Aterrador sismo sacude Afganistán

9 mayo, 2018

El norte de Afganistán fue sacudido por un sismo de magnitud 6,2, según informaron los servicios sismológicos estadounidenses (USGS).

Pakistán también sintió el movimiento telúrico que tuvo lugar a las 10H41 GMT en la región montañosa de Hindu Kush, cerca de la frontera con Tayikistán, a 111 km de profundidad, añadió el USGS.

El temblor causó que habitantes de la zona salieran de sus casas y comercios en busca de resguardo en las calles, y estuvo precedido por otro menos fuerte, la mañana de ese mismo día.

Afganistán es un país sometido frecuentemente a movimientos sísmicos y en esta ocasión el fenómeno se sintió “en la mayor parte”, tal como lo expresó el portavoz del ministerio de gestión de desastres naturales, Mohamad Omar Mohamadi.

El epicentro se ubicó en la provincia septentrional de Badakhshan, pero ni allí ni en el fronterizo Pakistán se reportaron víctimas o daños materiales, pese a que en la ciudad de Peshawar, cerca de la frontera con Afganistán, la gente salió corriendo a las calles tras el sismo por temer a posibles réplicas, indicaron testigos a AFP.

En la provincia oriental de Jost, sí hubo cifras que lamentar con dos niños que resultaron heridos por los escombros del tejado de una casa, aseguró Mohamadi.

Kabul, capital de Afganistán, ya se encontraba bajo tensión debido a una serie de atentados contra comisarías de policía ocurridos horas antes, y por los que los cuerpos de seguridad aún buscaban en los edificios a los culpables.

Víctima constante de fenómenos naturales

La zona de Afganistán que más sufre los embates de terremotos es Hindu Kush, cercana a la intersección entre las placas tectónicas india y euroasiática; las organizaciones humanitarias han insistido en la necesidad de una mejor preparación para tomar medidas en un país que también enfrenta consecuencias de guerra.

Badakhshan, en octubre del año 2015, fue escenario de un movimiento con magnitud 7,5 que derrumbó casas, provocó deslizamientos de tierra y dejó un resultado de 380 personas fallecidas en la región.