Así reaccionó Olivia Newton-John tras la aparición de su novio después de 11 años

A- A A+
marzo 29
/ 2016

El cámarógrafo de origen coreano Patrick McDermott, con el que la actriz y cantante Olivia Newton-John sostuvo una relación de nueve años, y que desapareció en 2005 sin dejar ningún rastro, fue localizado con vida en una pequeña localidad mexicana junto a una nueva novia.

“Es devastador”. Así ha calificado Chloe Lattanzi, la hija de Olivia Newton-John, la aparición del novio de su madre tras 11 años sin conocerse su paradero. “Ella no podía creer que estuviera vivo después de tanto tiempo”, ha contado la hija de la actriz. Patrick McDermott desapareció durante una excursión en barco por la costa californiana y ha sido encontrado por el programa Dateline de la NBC en Sayulita, una pequeña localidad mexicana, cerca de Puerto Vallarta, junto a su nueva novia, una joven alemana.

Chloe hizo estas declaraciones a la revista New Idea. “Es realmente devastador. Ha sido difícil para nosotros. Es duro, nosotros perdimos a alguien”.

En 2009, un investigador contratado para buscarlo halló rastros suyos en Puerto Vallarta, en el occidental Estado mexicano de Jalisco. Esta pista permitió a una televisora ubicarlo en Nayarit, también en México, pero el hombre se ha negado a hablar y pidió que dejen de buscarlo.

La actriz australiana que adquirió fama con la película Grease junto a John Travolta creó una página web para localizarlo. En 2008, después de tres años de búsqueda, su novio fue declarado oficialmente muerto y Olivia se casó en secreto con el magnate y gurú de la salud, John Easterling, en la selva de Perú.

Unos meses después de que McDermott fuese visto por última vez en la embarcación pesquera llamada Libertad, la agencia de noticias Associated Press (AP) dio a conocer que el técnico electricista estaba sumido en deudas y envuelto en una disputa legal con su exesposa Yvette Nipar por los pagos de manutención de su hijo. Según los documentos consultados por la agencia AP, el hombre que residía en Los Ángeles se declaró en quiebra en el 2000 por deber más de 30.000 dólares a diversos acreedores. Una vez que fue declarado oficialmente muerto, su hijo cobró 100.000 dólares de un seguro de vida que McDermott le dejó.

Ahora, 11 años después, el paradero de McDermott –de origen coreano y actualmente de 59 años– fue esclarecido por un grupo de investigadores contratados por el programa Dateline de la cadena de televisión NBC. Los detectives primero localizaron direcciones de IP en Puerto Vallarta que seguían de forma frecuente las noticias relacionadas a Patrick. Esta pista los guio hasta las playas de Sayulita, en Nayarit, y así lograron ubicarlo. El hombre ha dicho que no dará declaraciones y pidió que dejen de buscarlo.

EP