¡Así estaremos! Venezolanos viajan a Cuba para “bachaquear”

A- A A+
junio 13
/ 2016

Autoridades en el aeropuerto realizan revisiones más exhaustivas de las maletas. Los vuelos a este destino están despegando full.

Como el negocio de “raspar cupos” ya no es tan jugoso debido a la eliminación de la tasa preferencial de Cencoex, son muchos los venezolanos que siguen visitando a La Habana, Cuba, pero ahora para “bachaquear” con ropa usada o nueva, zapatos y productos de belleza e higiene.

Este “modus operandi” ya estaba funcionando, solo que ahora creció mucho más. Los turistas venezolanos están viajando a Cuba con grandes cantidades de prendas de vestir para ofrecerlas en la isla a precios que van desde un dólar hasta los 15 dólares.

El negocio es lucrativo porque la ropa importada en tiendas cubanas supera hasta los 20 dólares y el propio cubano no puede pagarla. Entonces la oferta de los venezolanos es más llamativa y ambas partes ganan.

Luis Ferrer, motorizado jubilado, de Caracas, viajó en abril: “El pasaje me salió en 163 mil bolívares más 32 mil la estadía que incluyó mis tres comidas, eso invertí. Me llevé para vender champú, jabones de baño, cremas dentales, perfumes y ropa nueva”. Dijo que se “ganó” como 500 dólares.

“En el aeropuerto, acá en Caracas, no me quitaron nada. Permiten seis productos de cada cosa, pero uno siempre deja colar más. En Cuba hay que resolver con los funcionarios: dejan meter 10 productos de cada cosa, 15 es exceso, pero si les regalas varias productos no hay problema, aunque todo es riesgo en esto, hasta preso puede ir uno”, detalló la fuente.

Una tripulante de la aerolínea estatal Conviasa, en anonimato, relató a este medio que “la frecuencia de vuelos a Cuba se sostiene a buen ritmo, se van llenos; mientras que Panamá y Bogotá despegan la mayoría de las veces con 20 pasajeros en un avión con capacidad para 104 personas”.

“Los venezolanos que estaban viajando al exterior para ‘raspar’ las divisas del Gobierno ahora consiguieron otra manera de juntar dólares y es bachaquear con ropa en Cuba, una cosa totalmente ilegal, se aprovechan de la escasez del cubano. No deberíamos dejar esa imagen”, afirmó la aeromoza entrevistada.

De esta modalidad, dice “ya están al tanto los funcionarios en el aeropuerto y la revisión a las maletas se está volviendo más exhaustiva”.

“Pero la ropa es lo que más está saliendo, ¿cómo la quitas?, eso está pasando, mientras que los productos de belleza e higiene no se dejan sacar en grandes cantidades, los alimentos siguen prohibidos a Cuba”, destacó la tripulante de Conviasa.

Otro testimonio es el de Ronald Barrios, también caraqueño, quien viajó a finales de 2015 y logró sumar 300 dólares por la venta de crema dental, chocolates, ropa y “splash” para damas.

“El año pasado no era tan complicado pasar la mercancía en el aeropuerto por eso es que ahora funciona más la ropa. (…) La dueña del hotel donde me quedé en Cuba me compró todo”, relata Barrios, actualmente mensajero en la capital.

Una subgerente de la línea Venezolana de Aviación comentó que en este momento la oferta de vuelos a destinos como República Dominicana, Aruba y Curazao es movida y con ofertas en precios que oscilan desde los 60 mil hasta los 75 mil bolívares.

“Nosotros seguimos vendiendo, el turista venezolano siempre está viajando a Curazao o Aruba, pero sabemos que Cuba se ha vuelto un atractivo para esas prácticas ilegales porque le sacan ganancia al bachaquear, recuperan la inversión del pasaje”.

El cupo en dólares para Cuba desde Venezuela, por estadía de 15 días, es de 1.500 dólares y se cancelan a la tasa flotante que supera los 500 bolívares por dólar. Es decir, más de 800 mil bolívares se necesitarían.

Un “bachaquero” en Cuba invertiría 200 mil bolívares entre pasaje y hospedaje, pero se traen al país hasta más de 500 dólares en ganancia. Llevaron a La Habana esta modalidad que tanto daño le sigue haciendo a Venezuela, solo que el cubano parece no quejarse.

PN