Así buscan los Narcosobrinos rebajar su condena (+Detalles)

A- A A+
febrero 14
/ 2016

Un acuerdo que permitiría a los sobrinos Maduro-Flores rebajar sus condenas en prisión, habría sido propuesto por la Fiscalía de Nueva York a sus abogados defensores y esta sería la razón por la cual se solicitó suspender la audiencia programada para el 29 de Febrero. Sin embargo, aún el juez Paul Crotty de la Corte Federal Sur, no ha tomado ninguna decisión sobre una reprogramación de esa cita.

Dicha propuesta (al parecer, no negociable), sería entregar información importante a la Corte sobre los trabajos y movimientos que realizaban los sobrinos Maduro-Flores y sus conexiones con otras personas o grupos delictivos que operan con narcotráfico. Según se conocíó, si la defensa no acepta el acuerdo ambos detenidos irían a juicio, exponiéndose a la posibilidad de ser condenados a una pena que va entre 30 años de cárcel y cadena perpetua.

Los implicados junto a sus abogados analizan el acuerdo y aparentemente piensan cooperar, pero antes estudian los beneficios que obtendrían a cambio de lo que se les pide en el documento. La solicitud de prórroga obedecería entonces a una táctica para ganar tiempo y los abogados defensores puedan discutir algunos detalles del acuerdo antes de firmarlo. Sin embargo, trascendió que la fiscalía no está dispuesta a realizar ningún tipo de cambio a la proposición; o aceptan lo que se les ofrece o van a juicio. Al parecer, las pruebas que incriminan a ambos hombres en los delitos que se les acusa (Narcotráfico y Conspiración para llevar Droga a EE.UU.), son contundentes y por tal motivo los sobrinos Maduro-Flores estarían obligados a firmar el acuerdo.

Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron detenidos en Haití el pasado 10 de noviembre de 2015 y trasladados Estados Unidos, donde permanecen detenidos en el Metropolitan Correctional Center de Nueva York, una prisión de máxima seguridad. En tal sentido se pudo conocer que durante su detención en Puerto Príncipe, Campo Flores rompió a llorar durante el primer interrogatorio dentro del avión de la DEA que los trasladaba a Estados Unidos; mientras que Flores de Freitas hablando desconsoladamente habría dicho que ellos no estaban solos en el negocio, que habían muchas más personas involucradas.

CD