Saltar al contenido

Aprende fácilmente a resolver ecuaciones de primer grado, pasos y estrategias

13 junio, 2018

Para muchos el tema de las matemáticas puede resultar un tanto engorroso y hasta cierto punto aburrido. Las ecuaciones de primer grado o en su defecto de tipo lineal que involucra sumas y restas de una variable a la primera potencia. Recordemos que como toda ciencia, las matemáticas siguen un razonamiento totalmente lógico.

Ahora bien,  primero descifremos qué es una ecuación, no es más que una igualdad matemática que tiene la peculiaridad de tener un elemento desconocido, es por ello que el signo de igualdad juega un rol fundamental dentro de ella, puesto que en la ecuación en todo momento estamos hablando de una igualdad como tal. ¡Listo! Ahora que ya definimos lo que es una ecuación, veamos a continuación cómo podemos reconocer las ecuaciones de primer grado.

¿Cómo reconocer una ecuación de primer grado?

Las ecuaciones de primer grado siempre son en donde la X sólo aparece elevada a la 1, o con otras palabras, o simplemente aparece la X. Cuando es de grado uno, tiene solución. En líneas generales, cualquier ecuación de este tipo terminan siendo simplificadas. Un dato valioso para saber cuándo una ecuación no está simplificada son las que llevan paréntesis, corchetes, denominadores y fracciones.

En este tipo de ecuaciones todo estudiante siempre debe tomar en cuenta ciertas estrategias que lo ayudarán a entender mejor los problemas matemáticos y que potencialmente multiplicarán sus conocimientos en esta rama.

Pasos para resolver una ecuación de primer grado

Tranquilos, resolver ecuaciones de primer grado no se trata de otra cosa que encontrar el valor numérico que debe tener X para que la igualdad en efecto sea cierta.

Es por ello que la norma dicta que hay que ir simplificando la ecuación, hasta dejar la X sola en uno de los miembros, a esto es lo que comúnmente llaman despejar la X.

Para resolver ecuaciones de primer grado, debemos respetar y poner en práctica la jerarquía de operaciones. Es decir, una serie de normas básicas que te ayudarán a entenderlas mejor y a saber realmente lo que estás haciendo con base y fundamento. Con el uso de la transposición de términos podemos mover términos de un miembro a otro; a nuestra conveniencia para obtener así el resultado final de una ecuación de primer grado. Para ser más puntuales, esta regla de cuatro te ayudará a no equivocarte:

  • Primero, cuando un término está sumando en un miembro, pasa al otro miembro restando.
  • Segundo, cuando un término está restando en un miembro, pasa al otro miembro sumando.
  • Tercero, cuando un término está multiplicando en un miembro, pasa al otro miembro dividiendo a todo el miembro.
  • Cuarto, cuando un término está dividiendo en un miembro, pasa al otro miembro multiplicando a todo el miembro.

Repasemos, para obtener el resultado de una ecuación de primer grado recuerda estos sencillos pasos

  1. Reubicar términos: es simplemente pasar los términos con X a un miembro y los números al otro miembro
  2. Simplificar la ecuación: No es más que agrupar términos semejantes
  3. Despejar la X: Reconocer que X es la variable o valor desconocido el cual hay que despejar y calcular.

La buena disposición y tu lógica te ayudarán a salir airoso del mundo de las ecuaciones y agradecerás más delante de tu carrera porque comprenderás que son la base de toda operación numérica. ¡Ánimo!