Aprende a preparar agua micelar en casa

El agua micelar es uno de los productos de belleza imprescindibles para la mujer en el hogar, ya que no solo elimina por completo el maquillaje sino que la protege la piel de todo tipo de agentes contaminantes.

Cuando adquirimos un desmaquillante el objetivo principal de estos es remover los productos y ya. Sin embargo, el agua micelar logra retirar cualquier rastro de maquillaje, grasa e impurezas sin ocasionar ningún tipo de daño a la piel.

El gran secreto de este líquido es gracias a su formulación hecha a base de micelas, estas moléculas llegan a atraer la suciedad y el sebo de la piel. Además se puede utilizar por las mañanas y por la noche, lo que no causará ningún efecto secundario a las pieles sensibles.

Modo de uso

Es muy sencillo de usar, simplemente se debe humedecer un algodón con elle y realizar suaves movimientos circulares en la piel. Es importante nunca arrastrarlo, ya que no se logra eliminar por completo la suciedad de esta forma.

Úsalo por las mañanas para tener completamente limpio la dermis, así se retira todo el exceso de sebo que se genera en la piel. Y en las noches se debe utilizar para desmaquillar el rostro, al terminar se puede aplicar una crema hidratante o un sérum para hidratar y tonificar la cara.

También se puede aplicar después de hacer ejercicio o tomar sol, ya que logra eliminar las impurezas del sudor y el agua del mar y refrescar la piel. Además actúa como una barrera cutánea para protegerla y reformarla.

Como se prepara

Existen muchas marcas que tienen su propia agua micelar, pero también es posible hacerla en casa. Toma nota de esta simple receta.

Ingredientes para hacer 100ml de agua micelar:

  1. 90 ml de agua de rosas
  2. 3 ml de aceite de ricino sulfatado
  3. 20 gotas de Vitamina E
  4. 5 ml de aceite esencial de rosa mosqueta
  5. Un frasco de 150 ml vacío

Preparación:

En un recipiente vertemos todos los ingredientes y lo mezclamos muy bien. Añadimos la preparación al frasco ¡y listo!.

Puede que el agua tome un tono amarillento, pero esto se debe al aceite de ricino sulfatado. Antes de usarlo se tiene que agitar el frasco y usar un par de gotas para mojar el algodón.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.