Apoyo de Caitlyn Jenner a republicanos desata debate

A- A A+
marzo 12
/ 2016

Desde que reveló su identidad transgénero hace un año, Caitlyn Jenner no siempre ha sido una fuerza unificadora en la comunidad trans. Sus más recientes declaraciones políticas, para subrayar su perspectiva conservadora y elogiar al candidato republicano Ted Cruz, desataron críticas de los simpatizantes de los derechos de las personas transgénero, quienes consideran a la mayoría de los conservadores republicanos como adversarios.

La tenista Martina Navratilova y la cantante Chely Wright fueron algunas de las múltiples personas que criticaron a Jenner.

Pero tras esto surgió una conversación mucho más matizada, sobre si las personas transgénero estadounidenses deben siempre apoyar a los políticos progresistas, o si pueden abrirse a perspectivas diferentes.

Mara Keisling, directora ejecutiva del Centro Nacional de Igualdad Transgénero, dijo que agradece que existan republicanos transgénero y que le gustaría ver que los asuntos sobre este tipo de personas se aborden sin divisiones partidistas. También dijo que es inevitable que cada vez haya más variedad de personas transgénero.

“La gente trans necesita ajustarse”, dijo. “Con todas las personas que saldrán (del closet) en los próximos años, no siempre se podrá estar de acuerdo con todos ellos”.

Aunque los candidatos demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders han expresado un gran apoyo a los derechos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trangénero), Cruz y los otros candidatos republicanos han expresado recelo sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo y han apoyado la protección para personas que se oponen a estas uniones bajo argumentos religiosos.

Entre las personas a las que les costó trabajo entender las declaraciones de Jenner está Jennifer Finney Boylan, una consultora e integrante del elenco del reality de Jenner “I am Cait”.

“En términos de igualdad y de dignidad, la diferencia entre los republicanos y los demócratas es como la diferencia entre el día y la noche”, dijo Boylan en una entrevista. “No entiendo por qué votarías en contra de tus propios derechos civiles”.

A pesar de esto, Boylan sigue comprometida con el programa de televisión y considera a Jenner una amiga.

El escándalo de Jenner comenzó con un artículo publicado el 2 de marzo en The Advocate, una revista orientada a la comunidad LGBT.

“Me gusta Ted Cruz”, dijo Jenner, aun cuando describía al senador de Texas como “uno de los peores” en cuanto a los derechos de las personas transgénero.

“Los demócratas son mejores en este tipo de temas sociales, lo entiendo”, dijo Jenner a The Advocate. “Así que, ¿por qué apoyar a los republicanos? Número 1: si no tenemos un país no tenemos asuntos trans. Necesitamos empleos, necesitamos una economía viva”.

Jenner sugiere alegremente que si Cruz es elegido presidente ella podría ser su “embajadora trans” y que trataría de acercarlo a los temas trans.

La activista transgénero Dana Beyer, directora ejecutiva de Gender Rights Maryland, dijo que no debería sorprender que Jenner, quien antes de pasar por su transición de género fue campeón olímpico de decatlón, mantenga las mismas posturas políticas que ha tenido por años.

“Quizá estemos mejor si sigue siendo republicana”, dijo Beyer. “La mayoría de los republicanos no nos hablan y no lograremos ningún progreso si no persuadimos a algunos de ellos. Necesitamos acceso”.

De acuerdo con el Gay and Lesbian Victory Fund, que apoya a candidatos políticos LGBT, actualmente no hay ningún transgénero republicano electo en Estados Unidos.

ENH