Anna Vacarella revela nuevos detalles de su enfermedad

A- A A+
mayo 30
/ 2016

Anna Vaccarella ha vivido momentos difíciles tras ser diagnosticada con cáncer. Entre su apoyo familiar y amigos la venezolana ha logrado poco a poco curarse de la horrible enfermedad.

Según afirmó a través de su cuenta de Instagram lo nuevos detalles sobre su estado de salud. Anna Vaccarella, quien recibió hace meses un trasplante de médula por su diagnóstico de cáncer linfoma no hodgkin, señaló que estaba en una “zona intermedia”.

En el post contó que no podía decir que estaba del “lado de los sanos”, pero tampoco podía indicar que estaba del “lado de los enfermos”. Con una foto de ella sonriendo, alegría que la caracteriza y sonrisa que logró ganarse a Venezuela entera, señala como se siente en este nuevo periodo de su vida.

“Es como estar en un período de prueba con todo lo que eso implica. No es fácil… Si algo logró la tormenta fue hacerme consciente de lo vulnerables que podemos llegar a ser…”, describió Vacarrella en el texto

ENSIMISMADA Vaya palabra compleja! Pero describe perfectamente este momento que atravieso… “Recogimiento en la intimidad de uno mismo” así define el diccionario mi silencio… Después de una tormenta tan tormentosa, hago galletas con mis hijas, les leo cuentos y jugamos con sus amadas muñecas… Hay un salto allí. Una necesidad de transitar con coherencia desde la tormenta hasta el cup cake con lluvia de chocolate… Faltan los matices… Por eso estoy ensimismada. A ratos no me encuentro. Aún no puedo decir que estoy del lado de los sanos y no puedo decir que estoy del lado de los enfermos. Transito una zona intermedia, fuera del hombrillo, es verdad, pero también a un lado de la vía rápida. Es como estar en un período de prueba con todo lo que eso implica. No es fácil… Si algo logró la tormenta fue hacerme consciente de lo vulnerables que podemos llegar a ser… Por eso a ratos las certezas se disipan… Gracias a Dios retornan impulsadas por la FE! Es un trabajo arduo donde la mente juega un papel fundamental. Por eso estoy ensimismada. El “recogimiento en la intimidad de mí misma” me ayuda a vivir esta etapa, a construir mis días con optimismo, a encender una luz cuando quedó a oscuras porque me abandonaron las certezas y me agobia la incertidumbre. Un día a la vez, para honrar la vida con fuerza y voluntad!!!

Una foto publicada por Anna Vaccarella (@annavaccarella) el

 

ES