Allanan la casa de la madre del hijo de Evo Morales

A- A A+
marzo 03
/ 2016

Los fiscales que investigan los supuestos delitos cometidos por la empresaria Gabriela Zapata, expareja del presidente boliviano, Evo Morales, allanaron la lujosa casa donde vivía la mujer en La Paz para buscar y confiscar documentos.

Una de las tías de Zapata, Pilar Guzmán, declaró que los fiscales allanaron la vivienda, donde estaban una niña y una empleada.

“Nos dijeron que es algo relacionado con el proceso, pero nos tomaron por sorpresa porque ingresaron bruscamente”, declaró la familiar de Zapata en el diario El Deber.
Guzmán agregó que esa menor, que es hija de Zapata, está “en zozobra porque la asustaron” y nadie informó a la familia de que el personal de la fiscalía se iba a presentar para buscar documentos.

Zapata, que hasta la semana pasada era funcionaria de la empresa china Camce, está presa desde el domingo acusada de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento de particulares con afectación al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad.

Según la fiscalía, la expareja de Morales utilizó oficinas de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia para reunirse con inversores y hacer tratos con empresarios.

Por la denuncia, también están detenidas la ahora exjefa de esa Unidad, Cristina Choque, y el funcionario Jimmy Morales, un chófer del Ministerio de la Presidencia que supuestamente condujo un vehículo oficial en el que se desplazó Zapata.

La oposición ha pedido que dada la relación entre Zapata y el presidente Morales debe investigarse un supuesto tráfico de influencias hacia la empresa china Camce, que firmó varios contratos con el Gobierno por 566 millones de dólares.

El Gobierno ha aceptado la investigación de los contratos de Camce por la Contraloría y una comisión del Parlamento.

Gabriela Zapata y Evo Morales fueron pareja hace casi una década y de su relación nació en 2007 un niño del que inicialmente se dijo que había fallecido, aunque posteriormente familiares de la madre han asegurado que el menor está vivo.

El mandatario, que asegura que Zapata le dijo que el niño murió poco después de nacer a causa de una enfermedad, ha pedido que le entreguen al menor si este sigue con vida.

Además, el Gobierno considera que hay una “articulación política” para atacar al presidente con este asunto, aduciendo que los hermanos de su expareja tienen relación con opositores.

EE