A puñaladas matan a un comerciante judío en Uruguay

A- A A+
marzo 13
/ 2016

Un uruguayo en proceso de conversión al islam mató a puñaladas a un comerciante judío en la ciudad de Paysandú, a 380 kilómetros de Montevideo, Uruguay, según informó la policía. El juez penal del Paysandú Fabricio Cidade determinó este miércoles que el homicidio del comerciante judío David Fremd fue calificado como un crimen “de odio desprecio o violencia hacia determinadas personas”, según informó el Ministerio del Interior de Uruguay.

El atacante fue internado en el hospital psiquiátrico Vilardebó de Montevideo para hacerle una evaluación y diagnóstico, según solicitó el psiquiatra forense, informó el juez Cidade.

A través de Facebook un grupo de personas convocó a una movilización pacífica el próximo 12 de marzo en solidaridad con Fremd y su familia tras el crimen que acabó con su vida.

“Exhortamos a llevar velas blancas y a unirnos todos a través de la energía del pensamiento de luz, para que la estrella que marcó la vida de David sea más potente que nunca. Agradecemos difusión, participación y respeto”, dice la convocatoria en Facebook.

Se encienden alarmas

El atentado en Paysandú encendió una señal de alarma entre la comunidad judía en Uruguay.

David Telias, autor del libro “Entre la matzá y el mate: la inmigarción judía en Uruguay”, cuenta que el grueso de la población judía llegó a Uruguay en los primeros 40 años del siglo XX, y cree que este hecho “nos hace darnos cuenta que el Uruguay ha cambiado. Ya están pasando cosas que pensamos que aquí no podían pasar.

“Cualquier crimen da miedo y, como todo crimen, es un crimen repugnante”, le dijo a CNN en Español Alberto ‘Tito’ Norman, mientras atendía su comercio ubicado en el llamado ‘barrio de los judíos’ en Montevideo, donde en la primera mitad del siglo XX se establecieron miles de familias judías que llegaban escapando de la guerra y la persecución nazi.

“En particular nos afecta porque le pasó a alguien que está más cercano aunque no lo conozca personalmente”, agrega Norman.

‘Tito’ se considera a sí mismo un judío laico. “Judío uruguayo en forma natural. Es decir, no hay una complejidad en eso. Nací en Uruguay. Mi familia y yo pertenecemos a la comunidad judía. No desde una forma religiosa, sino cultural”, explica.

Si bien no existe un conteo oficial, el historiador y director comunitario de la Nueva Congregación Israelita, David Telias, asegura que hay unos 15.000 judíos viviendo en Uruguay y que es una colectividad que fue mucho más grande pero que se ha ido reduciendo.

A nivel general se trata de una comunidad profundamente insertada y arraigada en la sociedad uruguaya, según Telias.

“La comunidad judía participa en todo. Vas a encontrar judíos en todos los ámbitos de la vida social del país: pobres y ricos, en la política, en el mundo empresarial, en todos las profesiones, participando como cualquier uruguayo”, dice David Telias. “En general hay muchos más judíos profesionales, en profesiones liberales, universitarios, que en los comercios, contrariamente a lo que indicaría el prejuicio”.

Iair Kaplan, licenciado en Comunicación, actor de teatro y empresario, cuenta que él también se siente “totalmente cómodo, integrado” en el país, sin embargo expresa su preocupación al pensar en que los ataques de odio contra los judíos puedan continuar.

“La realidad es que hoy me levanté y le dije a mi señora: ‘¿qué pasa si esto sigue?’. Y mi señora me dijo que no, que es un hecho aislado. Pero yo me informo y veo que esto pasa en otras partes del mundo”, dice Iair Kaplan.

Por su parte, ‘Tito’ Norman, el comerciante, dice que siente que “algo” está acercándose, pero hay que seguir con su vida para que el fanatismo no triunfe.

“Hoy le decía a mi hija que para que no triunfen los fanáticos, precisamente tenemos que seguir adelante. Nosotros tenemos que combatir esto mostrando que nuestra vida continúa normalmente… porque continúa normalmente. No hay ningún cambio”, sentencia.

CNN