¡A ponerse las alpargatas! Bank of America: Medidas económicas serán más duras de lo esperado

A- A A+
febrero 09
/ 2016

Bank of America prevé que la tasa oficial de cambio se acerque a 50 bolívares por dólar, aunque no descarta que sectores dentro del gobierno impongan la tesis de aproximarla más a la tasa Simadi (200 Bs/USD). El documento resalta que un movimiento a la segunda tasa podría tumbar sustancialmente el precio del dólar en el mercado negro.

El banco señala que el Ejecutivo se mantiene firme en honrar los compromisos de deuda de este año, aún cuando eso signifique un recorte pronunciado en las importaciones. Sin embargo, los movimientos del recién creado ministerio de Comercio Exterior parecen indicar que el país también podría alistarse para un refinanciamiento de los pagos que le permita tener un mayor margen de maniobra.

“Esperamos que los cambios sean más agresivos de lo que espera el mercado. Que sean suficientes para estabilizar las variables macroeconómicas es otro asunto. Con los precios del petróleo de hoy en día, ajustar las distorsiones de precios es una condición necesaria, pero no única, para recuperar el crecimiento económico. Será necesario contar con un gran financiamiento externo para prevenir una contracción masiva de las importaciones, y es difícil visualizar esos compromisos en la ausencia de ajustes aún más serios”.

En el caso del aumento de la gasolina, Bank of America asegura que existe consenso para incrementar su precio por litro para cubrir los costos de producción. Lo que no está claro es si el Ejecutivo decidirá incrementar solamente la de alto octanaje “para proteger a los sectores de menores ingresos”.

El 2015 podría parecer “un año de abundancia”

El informe también revela que el gobierno podría estar ajustando los esquemas de control de precio y preparándose para apretarse -nuevamente- el cinturón en materia de importaciones. Al respecto, Bank of America asegura que, ya habiendo evidenciado una caída de 45% el año pasado, los inventarios podrían llegar a niveles críticos.

“Sin correcciones a la política de precios, los niveles de escasez podrían elevarse de tal manera que podrían hacer sentir que 2015 fue un año de abundancia”.

Esta situación podría llevar, de acuerdo al documento, a tensiones sociales y de gobernabilidad que favorecerían la tesis de la necesidad de un cambio de gobierno.

EE